No dejes todo al final

03 agosto, 2016, Rodrigo Espinosa

 

¿Has dejado pasar alguna actividad en el trabajo?

Si eres de los que siempre deja todo al final y en ocasiones eso hace que salgas tarde de tu trabajo, sin duda tienes que hacer todo más rápido para poder entregar o peor aun si son cosas que no tienen una fecha determinada como archivar o revisar un sinfín de correos electrónicos los vas dejando y están en la lista de pendientes que nunca vas a hacer, esperando que te estalle la bomba en cualquier momento.

No dejes todo al final

Esto no sólo te pasa a ti, sino que es algo que a todos nos pasa y sobre todo en la oficina, nos gusta vivir esa adrenalina y la satisfacción de que lo podemos hacer todo a último momento y poder disfrutar de los minutos de “relajación” cuando no le dedicamos el tiempo suficiente a estas actividades.

Aplazar los asuntos pendientes, o dejar para mañana lo que podrías hacer hoy, es una costumbre muy humana conocida como procrastinación.

               | Te puede interesar: ¿Cómo ser más productivo?

Estas son algunas de las razones por las cuales una persona puede dejar todo al final:

  • Una emoción tal como (miedo, flojera, apatía, desgano, incertidumbre, enojo, etc) es mucho más fácil que lo puedas manejar al preguntarte ¿Qué puedo hacer para cambiar este sentimiento? Si lo piensas es absurdo pensar que llenar un reporte cause miedo, enojo o cualquier otro sentimiento, tú tienes las habilidades y el conocimiento necesarias para realizarlo, recuerda que está en ti poderlo cambiar
  • No tenemos una fecha límite, si ponemos una fecha de expiración por lo menos sabremos que lo estaremos haciendo, aunque sea a última hora, eso es mejor que no hacerlo. Si quieres completarlo lo antes posible piensa en el paso uno
  • Haz lo que puedas hacer en menos de dos minutos, no lo dejes para después esta idea viene de David Allen en su libro “Getting things done”
  • Y si las cosas me llevan más de dos minutos, tomar la decisión te lleva menos de los dos minutos, una vez que empieces ten por seguro que lo vas a agarrar ritmo y lo estarás terminando sin que te des cuenta.
               | Te puede interesar: ¿Qué es el coaching?

Una de las grandes ventajas de hacer las cosas y no dejarlas para después, es que tu lista de pendientes se reduce y tu estrés se irá con esta. Así que ya lo sabes, si quieres procrastinar lleno de angustia o puedes quitarte esa gran carga y empezar de una vez.

¿Te ha pasado?