Orígenes del Coaching

01 febrero, 2017, Rodrigo Espinosa

Los orígenes de la palabra Coach, se remontan a un poblado cercano a Budapest llamado Kocs, el cual era un paso obligado entre las capitales de Viena y Pest alrededor de los siglos XV y XVI. Esta ciudad en esa época era reconocida por sus carruajes los cuales eran sumamente cómodos y contaban con un sistema de suspensiones, estos vehículos se llamaban kocsi szekér “Carruaje de Kocs” que se fue convirtiendo en un estándar de calidad.

origenes-del-coaching-02

La palabra fue adaptándose a diferentes lenguas y teniendo pequeños cambios por ejemplo en alemán se transformo a “kutsche” o en Italia “cocchio” y en español llego a “coche” en ingles “coach” teniendo el mismo origen la palabra. Hoy en día el Coaching es una analogía ya que se transporta a las personas de una situación presente donde se lleva a un estado deseado o una situación que anhelan. Para lograrlo el profesionista se apoya de diferentes ideologías y técnicas.

Uno de estos elementos es la Mayéutica de Sócrates, sentó las bases de la metodología, ya que es un proceso que se realiza mediante preguntas con el fin de despertar de la persona. Responsabilizando al cliente (Coachee) de su aprendizaje y del desarrollo de sus habilidades.

Plantón enriquece esta práctica por la estructura de las preguntas y la escucha activa, dos elementos fundamentales para la práctica del Coaching, dejando que el Coachee tenga un autoconocimiento de su propio espíritu, mente, corazón e interacción social.

origenes-del-coaching-01

Los apetitos intelectuales de Aristóteles donde plasma que las personas pueden lograr lo que se propone, sobre todo impulsado por la felicidad como motor del ser humano.

Promueve la conciencia del sí mismo y la capacidad de re plantearse la propia existencia mediante una reflexión, dejando a un lado los porqués enfocando en el cómo y qué de la filosofía existencialista.

El Coaching ve a la persona como un todo y no en partes o fragmentado, eliminando los prejuicios entre las personas como lo fomenta la fenomenología, donde se promueve la intuición de la persona, dejando en un segundo plano los conocimientos teóricos o técnicos.

Los conceptos de conciencia, libertad, voluntad, autorrealización y liberación de potencial, los toma el Coaching de la Psicología Humanista valorando a la persona como única e irrepetible, responsabilizando al coachee de sus motivadores de autosuperación y autorealización ayudando a la persona a lograr sus objetivos y no mediante la persona haciéndolo consiente y sobre todo evitando ser directivo.

origenes-del-coaching-03

El pensamiento, el lenguaje y la acción son las herramientas con las cuales se trabaja en esta metodología, ya que facilita el conocimiento de la persona dejando claro el ser y hacer de la persona como lo genera el Construccionismo.

origenes-del-coaching-05

Y por último se incorpora algunos conceptos deportivos, esto gracias a las aportaciones de Timothy Gallawey, quien desarrollo una metodología en el libro “El juego Interno” es un libro controversial y novedoso de este libro radica en la utilización de técnicas no deportivas para incrementar el rendimiento de las personas, tales como el entrenamiento de la mente de la persona donde se extraer la siguiente frase que puede ser utilizada en cualquier aspecto de la vida: “Siempre hay un juego interior en tu mente, no importa qué este sucediendo en el juego exterior. Cuán consciente seas de este juego podrá marcar la diferencia entre el éxito y el fracaso en el juego exterior”

Esto permitió que a partir de 1980 se empezara a difundir este concepto tal cual hoy lo entendemos en donde hay tres grandes ramas o áreas: Coaching personal, Coaching ejecutivo y Coaching organizacional.

origenes-del-coaching-04

Hay que tener cuidado con esta rama ya que existen formas de transformación coercitivo que han dañado a algunas personas y algunos charlatanes que ocupan esta etiqueta para vender éxito o fama incondicional, estos métodos ocupan la persuasión y tienden a aprovecharse de las personas.